en el ave

El blog de miguel angel rodriguez

El efecto Placebo

En ocasiones se ha comparado la realización de acciones de Formación, con el Tratamiento de un paciente de una Enfermedad. Los departamentos de formación  diagnostican “enfermedades” con síntomas ligados a situaciones y problemáticas del desempeño en la empresa. Después aplican un tratamiento, ya sea en forma de cursos, seminarios, coaching, etc. con el cual esperamos “curar” al paciente de la enfermedad, mejorando y reforzando su motivación y compromiso con la empresa. Podemos tener muchos tipos de tratamientos, de distintas “empresas farmacéuticas”, con distinta intensidad, eficacia y coste. En el mercado numerosas empresas proveedoras están innovando para ofrecer nuevos “fármacos” más eficaces y potentes contra los problemas de desempeño y gestión del Talento en la empresa. También sabemos que hay enfermedades que se curan de una forma sencilla, mientras que para otras no existe una solución practicable en la actualidad, o en definitiva no tienen cura con formación, aunque cueste mucho aceptarlo.

 

Siguiendo con este símil entre Formación y Tratamiento Médico, en ocasiones nos encontrarnos con el llamado efecto placebo. En la definición de wikipedia llamamos efecto placebo al fenómeno por el cual los síntomas de un paciente pueden mejorar con un “falso” tratamiento, aparentemente porque el enfermo espera o cree que funciona. Aparte de su utilidad para los ensayos clínicos, estamos ante un dilema, ya que si el médico le dice a un paciente que lo que le prescribe es una pastilla de talco (por decir algo…), la respuesta placebo, que depende en gran medida de las expectativas del paciente, se perderá. Si el médico le dice al paciente que el placebo que le prescribe es una droga farmacológicamente activa, entra en una situación no ética por falsedad de la información y a la larga será poco eficaz.

 

Cuando vemos ofertas de cursos que persiguen, por ejemplo, desarrollar el impacto persona, un estilo personal de liderazgo, la mejora de la influencia personal, etc.  ¿Quien no quisiera conseguir los beneficios de estos “medicamentos”?. Si preguntamos a los asistentes a la vuelta de la asistencia a estos cursos, está claro que se sentirán mejor de sus “síntomas”.  Pero aquí llega el problema, ¿nos encontramos con soluciones reales o con simplemente efectos placebos, que no están tratando realmente la enfermedad?. Si sólo aplicamos placebos puede que el problema de desempeño o de motivación permanezca, con todos sus síntomas poco tiempo después de acudir al curso. Es por tanto clave distinguir los efectos placebos. La honestidad y la experiencia de los proveedores, además de un espíritu crítico y de mejora son claves desde mi punto de vista como proveedor de formación, para proporcionar un tratamiento, siendo siempre honestos con el cliente cuando conseguimos la mejoría del “paciente” gracias al efecto placebo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 23, 2011 por en elearning.
A %d blogueros les gusta esto: