en el ave

El blog de miguel angel rodriguez

Entropía

Hace unos días tuve la oportunidad de acudir a la imposición de la medalla de caballero de la orden de la solidaridad de la república Italiana a Luis Rey Goñi, director del colegio san Francisco de Paula. Luis, compañero de pupitre y amigo, comentó, en sus emotivas palabras, una idea a medio camino entre la física y la emoción. Luis habló de la entropía y la felicidad. La entropía busca la respuesta al por qué ocurren los sucesos en la Naturaleza de una manera determinada y no de otra manera. Por ejemplo, si entran en contacto dos trozos de metal con distinta temperatura, se anticipa que finalmente el trozo caliente se enfriará, y el trozo frío se calentará, finalizando en un equilibrio.  El proceso inverso, el calentamiento del trozo caliente y el enfriamiento del trozo frío es muy improbable, a pesar de conservar la energía.

Las cosas ocurren de determinada manera, porque el universo tiende a distribuir la energía uniformemente; es decir, tiende a maximizar la entropía. Coloquialmente, puede considerarse que la entropía es el grado de desorden de un sistema. Como pasa en los procesos reales en el mundo de las emociones humanas, la alegría, el amor o el odio, también rige la ley de la entropía.  Existen acciones irreversibles que aumentan el valor de la entropía. La felicidad, el dar cariño a los demás es una acción irreversible que aumenta el total de felicidad que existe en el mundo (si pudiésemos medirlo). En cambio, el odio o la maldad son acciones  reversibles. La entropía actúa buscando un equilibrio,  como dice el refrán “no llovió que no escampó”. La entropía del universo siempre aumenta y nada puede hacerse para evitarlo. Todo lo que existe pasa gradualmente de un estado ordenado a otro caótico y de este estado caótico no hay regreso.

La vida es una lucha contra la entropía. En estos tiempo de crisis, muchas veces nos agotamos en acciones “reversibles”, cambios que finalmente no van muy lejos, especialmente en entornos tan llenos de entropía como es la empresa actual. La formación en cambio, es claramente una acción irreversible. Si es de valor, aumenta el conocimiento total y que nos cambia de forma que no volvemos a ser los mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 23, 2011 por en raros.
A %d blogueros les gusta esto: