en el ave

El blog de miguel angel rodriguez

El camino que queda por delante

“La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede”. Leía esta cita en el blog de Nacho Muñoz, Congestión de personas. El post en cuestión trata sobre un concepto muy familiar para los que hemos trabajado en el tema de la gestión del cambio: la resilencia, (una traducción del término inglés Resiliency, literalmente resistencia). El sentido que Nacho da a concepto, el de habilidades que permiten estar preparado, tener “capacidad para” hacer frente a las adversidades. Algo que me parece muy acertado para los tiempos que nos ha tocado vivir. Mires donde mires, en el campo de la formación, en los clientes y en muchas otras facetas de la vida personal y profesional, los caminos y las formas de hacer que hasta ahora nos han permitido sobrevivir, incluso tener éxito, parecen que hoy nos llevan directamente a un callejón sin salida y en muchos casos a un auténtico precipicio.
La incertidumbre económica y política es tan alta que no nos vale ya sólo con esperar un cambio que nunca acaba de llegar. No podemos seguir actuando de la misma manera y es la hora de tomar un camino diferente. Un camino seguramente desconocido y que, a diferencia del que conocemos, no tenemos claro a donde nos lleva ni cuando acaba. Pero es ahora cuando necesitamos esa capacidad para poder encajar una adversidad sin rompernos y volviendo a el estado habitual que teníamos antes de que pasara. La capacidad para resistir y rehacerse. Las personas (y las organizaciones ) con capacidad de resilencia, piensan que pueden controlar la situación y es ese sentido de control, el que nos hace intentar lo que podemos hacer para minimizar los inconvenientes. Poner el centro de control en nosotros mismos nos lleva a actuar. La idea de superación nos hace “pensar mejor” de nosotros mismos. El mero hecho de pensar que tenemos una probabilidad de solución, enciende la ilusión y nos permite tomar las fuerzas necesarias para afrontar el camino que queda por delante.
Perdonadme que hoy os escriba un blog un poco diferente. Ahora vuelvo a Sevilla, siguiendo en twitter el anuncio de ETA del final de la violencia y la muerte de Gadafi. Son buenas noticias, que más allá de las implicaciones que veremos en los próximos días, nos abren un nuevo estado de ánimo. Un estado de ánimo que nos debe ayudar a ser optimistas. Ahora más que nunca necesitamos “resilencia” para analizar la situación y buscar las oportunidades, saltar los obstáculos y persistir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 21, 2011 por en Uncategorized.
A %d blogueros les gusta esto: