en el ave

El blog de miguel angel rodriguez

Detrás del ruido

Los tan traídos Mooc nos están dejando un curioso run-run de fondo: Se puede aprender cualquier cosa por Internet: Asignaturas de Universidades prestigiosas, Seminarios de escuelas de negocios, Cursos desarrollados por usuarios voluntariosos, Contenidos de expertos por descubrir… En mi opinión los Mooc son un primer paso en una evolución imparable, pero no es ni lo último, ni lo mas avanzado. El cambio fundamental está oculto detrás del ruido.

traincn0088.jpg

Los MOOCs de hoy en día son como los primeros programas de TV en blanco y negro, cuando los locutores parecían y sonaban como locutores de radio. El nuevo medio se vestía del medio habitual (la radio) para que los usuarios podamos referenciarlo, pero al poco tiempo la televisión y el cine desarrollaron su propio lenguaje. Lo mismo pasa hoy cuando pensamos que los Mooc son lo mismo que la formación presencial, pero on-line (y gratis!). Pero emprendedores, consultoras, empresas de tecnología, la propia crisis, están empujando al mercado hacia una transformación mayor, llevando el aprendizaje a nuevos entornos: comunidades, foros, dispositivos móviles, información geo-codificada, etc…

Hay un cambio detrás de lo evidente: la nueva estructuración de la formación que está favoreciendo Internet. Cada vez más nuestra formación se compondrá de la agregación de micro-experiencias de aprendizaje online que no estarán guiadas por conseguir un título, sino por recompensas intrínsecamente sociales. Estos momentos de “micro-enseñanza” pueden durar unos minutos (una consulta en google), horas (en un curso) o días (en una comunidad o jugando online). La agregación y la selección de estos momentos será la principal actividad de las personas y las empresas. Las bases de este tipo de educación radican en el pasado, pero es hoy cuando tenemos las herramientas para hacer ésta visión una realidad.

Estamos abandonando poco a poco el modelo en que el aprendizaje se organizaba alrededor de instituciones estables, generalmente jerárquicas (escuelas, colegios, universidades y empresas), hacia un nuevo sistema en el que aprendizaje es concebido como un flujo, donde los recursos para aprender son abundantes y están ampliamente disponibles. Esto produce un cambio fundamental: los estudiantes cada vez serán más autónomos y con más habilidad de inmersión dentro y fuera de éstos flujos.

Mientras tanto, en lugar de preocuparnos acerca de cómo distribuir los escasos recursos educativos, debemos empezar a prepararnos para el reto de cómo atraer a la gente en la creciente marea de recursos de aprendizaje y cómo hacerlo de manera equitativa, con el fin de crear más oportunidades para una vida mejor.

Anuncios

2 comentarios el “Detrás del ruido

  1. Maria
    marzo 12, 2013

    Me gusta tu lúcido artículo, como siempre. Acabo de terminar un MOOC y me ha parecido increíble el curso en si Culturas digitales y aprendizaje, pero me ha fascinado aún más, el enorme intercambio de ideas que se produce alrededor!!!! Por fin,generación de ideas en Internet de forma extensiva… Claro,que hay que saber nadar en la dispersion!

  2. marmu01
    marzo 12, 2013

    Gracias Maria. Yo tambien estoy en uno de ellos pero me he perdido por el camino. Desde luego las bifurcaciones en estos entornos son grandes, pero las acabaremos estructurando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en marzo 12, 2013 por en Uncategorized y etiquetada con .
A %d blogueros les gusta esto: